La fama de los gatos como animales domésticos algo oportunistas e inconstantes en su afecto hacia los seres humanos podría ser tan solo un tópico. Un nuevo estudio científico concluye que los felinos suelen priorizar la interacción con sus dueños por encima de otras necesidades mucho más básicas como la comida.

Tres investigadoras estadounidenses de las universidades de Oregon y Monmouth realizaron experimentos de comportamiento con una muestra representativa compuesta por 50 gatos. Descubrieron que elegían el contacto con el hombre antes que otros estímulos como los alimentos, los juegos y los olores.

Eligen el contacto con el hombre antes que otros estímulos como el alimento, el juego y el olor

Para evaluar qué estimula más a los gatos, las científicas comprobaron las reacciones de dos grupos. Uno de ellos estaba formado por ejemplares domésticos y otro por hospedados en refugios. Los gatos fueron mantenidos en aislamiento durante dos horas y media y luego expuestos a estímulos distintos en cuatro categorías: comida, olores, juguetes e interacción humana.

El nivel de preferencia fue evaluado en base al estímulo al cual cada animal se dirigía primero y durante cuánto tiempo. Sin diferencias entre los dos grupos de gatos, las investigadoras observaron una preferencia generalizada por la interacción con el hombre: más de la mitad de los felinos buscó primero esto y le dedicó el 65% del tiempo. La comida estuvo en segundo lugar.