La panadería Independencia, que durante muchos años estuvo ubicada en el puerto de Veracruz, cerró sus puertas el 21 de mayo de 2019, por lo que 14 trabajadores se quedaron sin empleo y hasta este momento los dueños de la panadería Carlos Maroño Acosta y Carlos Maroño Salazar no les han entregado a los empleados la liquidación que les corresponde conforme a la ley.

El abogado defensor de los afectados, Joaquín Fernando Ocaña Reyes, informó que el adeudo que los dueños de la panadería tienen con los 14 trabajadores es de un millón 962 mil pesos pues fueron despedidos injustificadamente hace casi dos años.

Joaquín Fernando Ocaña añadió que los trabajadores se ampararon por la lentitud para que les dieran un embargo precautorio, desafortunadamente el caso sigue sin avanzar.

Ocaña señaló que algunos trabajadores tenían más de 30 años trabajando en la panadería Independencia y a pesar de su antigüedad, sus patrones los han desconocido en las audiencias que se han registrado entre los propietarios de la panadería y los trabajadores. Los trabajadores despedidos y el abogado comentaron que el proceso tiene muchas irregularidades, por lo que los afectados exigen a las autoridades agilizar el caso, pues algunos de ellos son personas de edad avanzada que pueden morir en cualquier momento sin que llegue la justicia.

“Ellos fueron empleados de un señor de apellido Maroño Acosta y Maroño Salazar y los despidió sin ni siquiera darles la cara, saco sus cosas por la noche, al otro día no pudieron entrar y desde entonces no les da la cara. Hay gente con más de 30 años de trabajo, es injusto que han terminado su vida laborando, haciendo pan para esta panadería y no les quiere pagar. He observado que estamos en desventaja porque no quisiera pensar que hay algún tipo de mano negra o corrupción o algo por el estilo ”, finalizó el abogado de la parte afectada.

Por admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *